Ideas para este fin de semana XL de @FlorSommelier y @maxidamico

Se viene un finde XL y los que hacemos Taninos nos juntamos y realizamos una selección de vinos para disfrutar de este calor y con la copa en mano. Además, sabiendo que estamos a fin de mes, elegimos buenos vinos por menos de $300 para cuidar el bolsillo y disfrutar del Carnaval.
Los vinos blancos y rosados son frescos y una muy buena elección para los días calurosos. Ambos tienen su propio proceso de producción que los distingue y los hace únicos.

Los vinos blancos comienzan su proceso de producción al prensar las uvas luego de la cosecha y separar la piel de las semillas. Sólo el jugo de las uvas se fermenta con levaduras a temperaturas frescas hasta alcanzar el porcentaje de alcohol buscado por la bodega y el enólogo. Recordemos que en los blancos se busca buena acidez para otorgar frescura y un nivel bajo de alcohol. Posteriormente, la mayor parte de este jugo no pasa por barrica sino que va directo a la botella. El estilo del vino estará dado por quienes elijan fermentar en roble, quienes añejen en roble y quienes usen duela o chip.
En cambio, los vinos rosados tienen muchas maneras de producirse. La más común y ”socialmente aceptada” es la de cosechar uvas tintas antes de su completa maduración para mantener una buena acidez. Luego del prensado, se mantiene el sólido (el mosto) en contacto con el líquido (el jugo) el tiempo suficiente hasta obtener el color que el enólogo desea alcanzar. Es por esto que tenemos una paleta interesante de rosados, que van desde los llamados piel de cebolla, por su ligero color, hasta los pinky roses, de intensos tintes rosados casi rojos.
Sólo conocemos un vino rosado que se añeje en roble actualmente, el realizado por Bodega Cavas La Capilla, 100% malbec, excelente RPC (un rosado siempre recomendado por Flor para quienes gusten de un vino osado y bien jugado, la madera está presente pero no invade, ¡a probarlo!). Hay una minoría de rosados hechos a través de la sangría, método muchas veces erróneamente considerado para vinos de baja calidad. Este procedimiento consiste, básicamente, en utilizar uvas previstas para vinos tintos y extraer un poco del líquido de fermentación del tanque. Esto sirve para concentrar color en tintos, y se utiliza ese ”restante” para hacer rosados.  
A continuación, nuestras recomendaciones…
Blancos:
·         Albariño – Bodega Las Perdices: 100% albariño – 2015.
Proveniente de viñedos propios de la bodega de Agrelo en Luján de Cuyo. Esta cepa es más popular en Europa, en el noroeste de España y en el este de Portugal. Sin embargo, encontró en Mendoza una combinación de suelos y climas para expresarse.
Es un vino muy interesante en nariz, donde predominan notas de frutos de carozo, como damasco, durazno y notas tropicales como banana y ananá. En un segundo plano aparecen unas notas de cítricos como para aportar más complejidad. Luego del prensado, se enfría el jugo para lograr la decantación natural de borras y una vez en el tanque, fermenta con levaduras seleccionadas aproximadamente durante 20 días. 
·         Blend – Gran Lurton blanco – Bodega Piedra Negra – 2014.
La bodega tiene sus propios viñedos en Los Chacayes. Este vino es uno de los pocos blends blancos logrados excepcionalmente bien. La elegancia en la copa, el manejo perfecto y profesional de la fermentación y el añejamiento en barricas francesas hacen de este blend una maravilla para el paladar. Único blend hecho con una base de tocai (70%), seguido por viognier y sauvignon blanc. Las cantidades exactas varían año a año, ya que cada varietal se fermenta en barricas por separado y los enólogos junto a François Lurton eligen mediante una exhaustiva cata, el blend final. Un vino ejemplar para entender cómo se pueden hacer blends blancos de alta categoría y con uso de roble sin que la madera tape la fruta.
Nariz súper perfumada, con notas de ananá, durazno fresco y hasta toques de miel. Las notas de flores blancas, como el jazmín están presentes. Cada copa desenvuelve nuevos aromas y siempre acompaña el roble, por eso creemos que es un vino que se puede guardar 10 años tranquilamente sin que pierda sus propiedades.
·         Sauvignon Blanc – Punto Final – Bodega Renacer – 2014.
La particularidad de este vino es que es vinificado y fraccionado completamente en origen. Ubicado en Casa Blanca en el país trasandino.
La fermentación se produce en tanques de acero inoxidable con alguna presencia de borras finas con levaduras seleccionadas aproximadamente durante 15 días.
En nariz notamos que no es un sauvignon blanc propio de Mendoza ya que estos últimos nos recuerdan inmediatamente aromas cítricos como el pomelo. Este ejemplar de lugares fríos nos puede llevar a sabores de espárrago u oliva.
Es ideal para beber solo y darle pelea a este calor aunque las pastas o el ceviche resultan compañeros ideales.
No es recomendable una guarda prolongada.
·         Fiano – Fiano Reserva – Bodega Caelum- 2014.
Con una cepa originaria de Italia, nacida y criada en Agrelo en Luján de Cuyo, estos viñedos mendocinos brindan una crianza en roble francés con levaduras seleccionadas lo que le da a este vino una presencia distinta.
Una vez terminada la fermentación alcohólica, se evita la fermentación maloláctica  lo que hace que mantenga su acidez y frescura. El vino tiene crianza en barricas de roble durante 12 meses como mínimo, sin embargo, esta añada podría tener algunos meses más.
La nariz de este vino es muy fresca, recuerda flores blancas como la manzanilla y hay quienes sienten la presencia del jazmín.
Un vino con amplio potencial de guarda sin alterar su frescura, debido a la ausencia de fermentación maloláctica, nos animaríamos a decir que se puede conservar 8 años sin inconvenientes.
Es un vino ideal para acompañar pescados de río o cortes de carne cerdo.
·         Pinot Gris – Desquiciado -Desquiciado Wines – 2016.
Sus uvas provienen de la zona de Gualtallary, Tupungato. La conjunción entre el 90% del Pinot Gris y el 10% Chardonnay garantizan la acidez propia de este vino.
La particularidad de este vino es que el prensado de las uvas se realiza con muy baja presión y se deja macerar 3 horas en la misma. De ahí, se pasa a la fermentación en tanques de acero inoxidable.  Cuando se termina la fermentación alcohólica y para evitar que comience la fermentación maloláctica bajan la temperatura. Una vez que está al gusto de sus creadores pasa a fraccionamiento.
Podría tener una guarda de 2 o quizás 3 años, lo mejor es siempre comprar 2 botellas e ir probando a gusto del consumidor.
La acidez presente hace que casi todo tipo de comidas sean un perfecto compañero de este “Águila” desde un pescado hasta la picada del domingo.
Algunos chefs amigos, nos dijeron que es una maravilla con los postres. Será cuestión de animarse y probar.
Rosados:
·         Pinot gris – vuela – Bodega Piedra Negra – 2016.
La bodega francesa tradicional y pionera en el Valle de Uco trajo en sus inicios, por un aparente error, pinot gris en vez de chardonnay. ¡Vaya error! Una vez ya plantado decidieron seguir adelante y terminaron haciendo el primer rosado de pinot gris.
Con un hermoso color piel de cebolla que nos anticipa la ligereza que acompaña en nariz y boca.
Ideal como aperitivo o como copa para el final de un día agitado. Muy correcto, expresivo sin ser intenso y con buen cuerpo para el más joven de la bodega. Se presta también para maridajes marinos como unas ricas ostras con un toque de limón.
·         Malbec y Cabernet Franc – 505 – Bodega Casarena – 2016.
Un jugado blend de dos tintas con buena intensidad, es por esto que su rosado tiene un buen volumen en copa y es casi obligatorio beberlo lo más fresco que se pueda. Interesante fermentación hecha hasta el 2016 por Berni Bossi Bonilla, veremos qué nos propone ahora Mariano Quiroga Adamo.

Tiene un color rosado bien vivo, bien veraniego. De los llamados pileteros, uno que nunca defrauda y con el que siempre quedas bien.

Ideal para un atardecer acompañado de tapas o acompañando pastas con salsas más intensas.
·         Cabernet franc – Carmela Benegas – Bodega Benegas – 2016
Bodega pionera en plantación y cultivo de cabernet franc en Argentina, sus uvas provienen de viñedos propios en Maipú de la Finca Libertad.
Luego de su cosecha en la segunda semana de marzo, se escurre y vinifica como blanco. Una vez finalizada la fermentación tiene una estiba de 6 meses en barricas y 6 meses más en botella.
En nariz tiene toques bien marcados de cereza y frutos rojos como frutillas y frambuesas. Acompaña la fruta en boca también.
Ideal para aperitivos y, créase o no, para postres.
·         Malbec – Hey Rose –  Matias Riccitelli Wines – 2016
Es un vino de color salmón, fresco, frutal. Tiene una nariz muy interesante con recuerdos a flores blancas y alguna fruta roja joven. Posee una sutileza en boca, lo que hace que el vino sea fácil de tomar copa a copa, solo o con algún acompañante sencillo.
Tal como escuche decir a su creador, Matias Riccitelli, su idea era mostrar la riqueza del suelo Mendocino. Este vino proviene de la zona alta de Mendoza lo que explicaría esas notas minerales que se encuentran en el final de boca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s