Charla con el enólogo Hoy: Cristian Santinon Ramis (Bodega Renacer)

Tuvimos el honor y placer de entrevistar al talentosísimo enólogo de Bodega Renacer para dar apertura a nuestra nueva sección llamada “Charla con el enólogo”.

Cristian Santinon Ramis, como él mismo nos cuenta, es enólogo de “Pura Cepa”: desde chico viene mamando esta hermosa actividad de la mano de su papá. Hoy, después de una interesante trayectoria tanto local como internacional, se encuentra trabajando desde hace casi dos años en el team enológico de Bodega Renacer.

 


 


Charlamos con Cristian sobre su pasado, sus gustos a la hora de elegir un vino y sobre su presente en Renacer, entre otras. La primera de muchas entrevistas supo sacarle todo el jugo a Ramis y aquí pueden disfrutarla…


Los Comienzos de la pasión 



¿Qué te llevó a estudiar enología?

Hay dos factores que me llevaron a tomar esa decisión: el primero es un factor netamente inconsciente, ya que en mi familia, mi papá y todos mis tíos son enólogos, y mis abuelos eran viticultores; realmente llevaba la profesión en la sangre. El otro factor es el consciente, que tiene su origen cuando mi papá migró a San Juan en el año 1999 para desarrollar el proyecto de Casa Montes, conocí esa bodega desde que era un terraplén. Cuando luego de un año y medio de obras, vi entrar el primer camión con uvas a mis 14 años, supe que la enología era lo que quería hacer en mi vida.


Esta profesión te permitio viajar: ¿pudiste incorporar en tus vinos algo de lo aprendido?

En Paul Hobbs con la compañia de  Megan Baccitich (1)


Creo que con cada experiencia, con cada vendimia, uno aporta algo nuevo a su propia “receta”. Resalto de EE.UU. que me hizo perder el miedo a algún que otro pico de temperatura durante la fermentación alcohólica para lograr vinos con más carácter.


Hablando de viajes y de tu experiencia en el exterior, ¿En qué otras bodegas o proyectos trabajaste?

En Argentina vinifiqué junto a mi papá en San Juan, en Antigua Bodega y Bodega Yanzón. Acá en Mendoza colaborando en S.M.S. Argentina (Santinon-Morales-Santinon), nuestra bodeguita familiar. Y en el exterior estuve como enólogo pasante en Paul Hobbs Wines.


Si pudieras elegir: ¿en qué región del mundo trabajarías y qué estilo de vino producirías?

¡Qué pregunta difícil! Porque realmente es hermoso el mundo del vino y cada región tiene su encanto natural, y su estilo de vinos que las hacen únicas y excelentes. Pero tiene una respuesta tan fácil como honesta: elegiría Mendoza, para hacer vinos tintos secos de excelente calidad, tal como la región nos permite hacer.

En casa o con amigos: ¿qué vino es el que más te gusta?

Prefiero vinos secos; en el caso de los tintos siempre opto por blends con al menos 18 meses de paso por roble, creo que cada variedad aporta lo suyo, produciendo una sinergia interesante. Si tengo que elegir algún blanco, el Chardonnay estilo californiano es mi favorito.

Evidentemente, te atraen los vinos con una buena estructura y cuerpo, ¿Con qué los maridarías?

Con un clásico: un asado bien completo, al que no le falte nada.

¿Enólogo que respetes o admires?

Cualquier enólogo que duerme entre dos tanques de vendimia porque lleva más de 15 horas trabajando y más de dos meses sin parar, es respetable. Es una profesión sumamente sacrificada y desde el enólogo que hace su vino de garaje, pasando por el enólogo granelero hasta el que consigue los 100 puntos Parker, merecen el mismo respeto.

Una bodega o enólogo que creas que tenemos que tener en cuenta o seguir de cerca…

Mi papá, siempre primero. El mejor, mi gran maestro. También tengo la suerte de compartir día a día oficina con mi jefe, Pablo Sánchez (director de enología de Renacer) quien siempre me guía. Es una persona que combina juventud con años de experiencia, además de grandes conocimientos técnicos. Si tengo que elegir un enólogo de otra bodega, Mati Riccitelli, porque me parecen excelentes todos sus vinos.

Elegiste a Matias Riccitelli, quien hace no mucho está con su proyecto personal: ¿Por qué?

Porque me gusta mucho su estilo de vinos, desde el entry level hasta su vino ícono. Me parece que ha logrado potenciar muy bien las cualidades de nuestra variedad emblema.




Berni Gil; Cristian; Julio Correa (Ing. agronomo)
Pablo Sánchenz

 
En el equipo hay varias mujeres, ¿Qué crees que le aportan a esta industria, en “comparación” con los hombres?

Me parece importante el rol de la mujer enóloga, siempre que se pueda me parece excelente contar con la presencia de una enóloga en el equipo. En nuestro equipo enológico, además de Pablo y yo se encuentra Berni Gil. Las mujeres aportan mucho orden y prolijidad a la vorágine que hay, sobre todo en vendimia. Son muy detallistas y cuidadosas en el orden, además son una importante opinión a la hora de analizar sensorialmente los productos.



Tu trabajo en Renacer



 ¿Qué te motivó de una bodega del tamaño y trayectoria de Renacer?

En ese momento me di cuenta que mi ciclo en San Juan estaba agotado, que estaba llegando a un techo. Además quería salir de abajo del ala de mi papá y empezar a hacer mi propia historia. La vida me cruzó en suerte a la familia Reich (propietarios de Bodega Renacer) quienes me dieron la posibilidad de formar parte de esta gran empresa. Casi sin pensarlo tomé la decisión y volví a Mendoza.

¿Qué buscas que se destaque en tus vinos?

Busco hacer vinos que se puedan guardar por un largo tiempo, vinos de buena acidez, de gran estructura tánica, pero a su vez fáciles de beber, no como algunos vinos que luego de la segunda copa “tiras la toalla”. Este ideal de vinos es mucho más fácil de conseguir en Mendoza, debido a nuestra gran calidad de uvas.

¿A qué tipo de público apuntan tus vinos principalmente?

Siempre hay que apuntar al cliente, Renacer exporta la mayor parte de su producción, por lo cual hay que apuntar a lo que el mundo espera encontrar, especialmente en un Malbec argentino.


 ¿Tienen pensado sacar vinos o líneas nuevas, capaz hacer algo no tradicional?

Con la llegada de Pablo (Sánchez) a Renacer, luego de su exitoso paso en bodegas de renombre como Catena Zapata y Chandon, la familia Reich se ha animado a probar distintas ideas, pero por ahora todo está en etapa de evaluación.

¿Por qué crees que tiene tanto éxito su Enamore?

Porque es un vino realmente distinto, somos la primer bodega en Argentina que se animó a un estilo de elaboración similar a los grandes “Amarone” de Italia, pero intentando resaltar las cualidades de uvas emblemas de nuestro país.

¿Cómo lo describirías sensorialmente?

Es un vino de aromas complejos debido a su técnica de elaboración, recuerda a frutos maduros, pasas de uva, miel, algo de tabaco, vainilla y chocolate, aportado por su paso por barricas. En boca presenta taninos maduros y dulces, con un muy buen medio de boca y con una interesante acidez que invita a seguir bebiendo.

¿En qué modifica (si es que lo hace) la política ecológica de la bodega?

La familia Reich es muy consciente de la cuestión ambiental, y a todos los que conformamos Renacer nos han inculcado el cuidado por el medio ambiente.

En pocas palabras, ¿qué acciones llevan a cabo Renacer para ser más ecológicos?

Para esto minimizamos la utilización de recursos naturales escasos tales como el agua, tanto en el viñedo como en la bodega. Por otra parte, en el área de producción, de las manos de sus ingenieros Cristián Reich e Ignacio Diaz, se ha desarrollado un buen sistema de reciclaje de plásticos, papeles, cartones y madera; además de la utilización de botellas de tipo “ECO” disminuidas en peso.


¿Cómo ves posicionado los vinos de Renacer en Argentina y en el mundo?

Están muy bien posicionados en ambos casos, creemos que siempre hay cosas por mejorar, pero estamos muy conformes con nuestros vinos y con el feedback de los consumidores.

Ustedes tienen, entre sus experiencias turísticas, una muy llamativa donde los turistas tratan de emular al enólogo y hacer su propio corte o blend, si tuvieras que darle algún consejo ¿qué les dirías?

Que definitivamente si andan por Luján, pasen y prueben la experiencia de hacer su vino. Es la parte más divertida de ser enólogo, es donde uno pone a prueba sus sentidos y juega un poco con distintas opciones de vinos para llegar al corte que al “enólogo” le resulte el ideal.


El vino y Argentina


. ¿Cómo crees que está situada la vitivinicultura Argentina?

En líneas generales, bien. Creo que hay algunas cosas por cambiar pero se ha aprendido, mejorado y crecido mucho en los últimos 15 años. Ahora hay que seguir creciendo y desarrollando la industria sobre estas bases.




¿Notas cambios en el consumidor de vinos promedio argentino?

El consumidor se está interesando cada vez más por identificar las cualidades en un vino, y disfrutar el mismo desde un punto de vista diferente del cual se disfrutaba anteriormente. Si se quiere se puede decir que se está “entrenando”, lo cual es bueno para la industria, nos plantea nuevos y más exigentes desafíos a los hacedores del vino.



. En este entrenamiento del consumidor que hablas: ¿qué rol crees que cumple el Sommelier?

Creo que el Sommelier es quien comienza ese entrenamiento en muchos casos. Cada vez más bodegas, restaurantes, wine bar, etc. cuentan con profesionales, quienes colaboran enseñando a los consumidores a percibir las cualidades organolépticas de los vinos y a familiarizarse (sin ahondar en tecnicismos) con el lenguaje técnico en una cata.

De aquí a 20 años: ¿cómo crees que vamos a estar a nivel enológico?

Con mucho optimismo, respecto a la imagen en el exterior creo que debemos encontrar compañeros que ayuden al Malbec a llevar nuestra bandera a lo más alto, por lo pronto se está trabajando bien con el Cabernet Franc y la Bonarda en muchas empresas. En lo que respecta a la industria a nivel interno, espero que en 20 años se cuide un poco más al pequeño y mediano productor, que son tan importantes para esta industria.



Queremos dedicar un breve párrafo para agradecer la hospitalidad, buena onda y predisposición de Cristián para con nosotros. Un gran enólogo, como muchos pero gran persona, como pocos.




En caso de que quieran contactarse para conocer y hacer cita en Bodega Renacer, les dejamos la info necesaria:
 
 
· Teléfonos: +54 261 5244416 / +54 261 5244417
 
· Teléfono Móvil: +54 9 261 3078331
 
· Coordenadas GPS: Latitud 40º25’12,3168”(N) Longitud 3º41’19,7160”(O)

 

Florencia Gonzalez
 
 

(1) Megan Baccitich: directora de vinificacion en  Paul Hobbs Winery y CrossBarn Winery, trabaja junto al reconocido enólogo Paul Hobbs en la produccion de  chardonnay, pinot noir y cabernet sauvignon del Valle de Napa y Sonoma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s